Home  Cuidados del Gato  Vacunas para gatitos

Vacunas para gatitos Imprimir Correo electrónico

¡Oh no!, ya he cumplido 45 días de edad y mi intuición gatuna me indica que en cualquier momento me pondrás mi primera vacuna. Hasta ahora no ha habido problema, porque la leche materna me ha mantenido protegido, pero a partir de hoy… está bien, lo acepto, las vacunas para gatos son importantes y me ayudarán a prevenir enfermedades y a mantenerme sano, pero ¿hay otra forma de que me la apliquen? No me gustan los pinchazos…

La visita al veterinario fue toda una experiencia… primero un chequeo general para estar seguros de que soy un gatito sano. Por suerte todo estaba bien, no había parásitos en las heces por lo que no necesito un tratamiento antiparasitario. Después se aseguró de que no he tenido contacto con dos enfermedades que sólo de escuchar el nombre me ponen los pelos de punta: la leucemia y la inmunodeficiencia felina. Y como estoy muy sano y todo estaba bien, el veterinario estableció un calendario de vacunación.

Por lo que me han contado primero me van a poner una vacuna llamada “trivalente felina”, con sólo escuchar su nombre ya me dio un terrible miedo, pero me aterré más cuando escuché que esa vacuna es contra enfermedades como: panleucopenia, la rínotraqueitis y el calcivirus felino, nunca se me hubiera podido cruzar por la mente esas palabras.

Luego vendrá la vacuna contra la leucemia felina, y valgan verdades, a esa no me opongo, he escuchado muchas historias fatales de esa enfermedad en mi corta vida, así que la acepto sin ningún problema.

Estas vacunas se pondrán en dos dosis con intervalos de tiempo para reforzar la inmunidad.

Después el veterinario sugerirá qué otras vacunas para gatos me deberían poner, como por ejemplo la rabia.

Pero luego, ¿me van a tener que revacunar?, eso es lo que no entiendo, sí ya me pincharon, ¿por qué nuevamente?, bueno, me dicen que la inmunidad no es eterna, así que tendré que ir al veterinario todos los años para que me ponga una vacuna de recuerdo y me desparasite.

En fin, todo sea por mi salud… el gatito del vecino no va al veterinario, lo que es un gran error, ya que incluso si no sale de casa (y el pobre sale poco), puede adquirir enfermedades transportadas en la ropa y calzado de su dueño, además, también se va de vacaciones y muy de vez en cuando le he visto en el tejado, así que puede haber estado en contacto con enfermedades terribles.

Ya me he enterado que con las vacunas para gatos que me han puesto, evitaré las enfermedades que me dan tanto miedo: panleucopenia, rinotraqueítis, calicivirosis, leucemia, rabia y peritonitis infecciosa.
 

 

Cat-On Rascadores

Doxtasy Bolsos Deportivos

Creaciones Suzy

Camas para Gatos

MiMiga Camisetas

 
 

Biombos para gatos

 
 

Carrito de Compra


Su carrito está actualmente vacío.

Banner

 

Boutique del Gato

Contacta con nosotros






www.misgatos.es
Tienda para gatos