Home  Enfermedades del Gato  Toxoplasmosis felina

Toxoplasmosis felina Imprimir Correo electrónico

Cuando escuché mencionar esta enfermedad, mi primera reacción fue… ¿toxo… qué? Felizmente el veterinario nos pudo dar una explicación detallada de la toxoplasmosis felina, en qué consiste, los síntomas y cómo se cura.

El veterinario nos comentó que es una enfermedad causada por un parásito microscópico denominado Toxoplasma gondii y que sólo afecta a los gatos y a nuestros familiares lejanos. El motivo es que es en nuestros organismos donde este parásito se desarrolla totalmente tras el contagio.

El contagio de la toxoplasmosis felina se produce por ingestión. El parásito entra en las células intestinales y tras reproducirse, se rompen las células que los contienen siendo liberados al interior del intestino. Después los expulsamos en la materia fecal.

Estos ooquistes pueden contagiar incluso a los seres humanos, al ser ingeridos de alguna forma o en un caso de falta de higiene.

Mi dueño estaba muy preocupado por la toxoplasmosis felina, ya que su esposa está embarada y éste es un grupo de riesgo por las consecuencias que esta enfermedad puede tener para el feto.

Yo no creo que esté afectado por la toxoplasmosis felina, ya que no tengo ningún síntoma de los que nos comentaba el veterinario: letargia, anorexia, fiebre, desgana general, problemas respiratorios y tos. Aún así hiciste bien en insistir en que el veterinario realizara un examen de material fecal y de sangre, para salir de dudas.

Y bueno, lo que ha pasado ahora en casa es que para evitar la posibilidad de contraer toxoplasmosis felina, las medidas de limpieza se han incrementado, ahora limpian mi caja de arena con más frecuencia, la cambian diariamente y la lavan con lejía, ya que los ooquistes se tornan infecciosos a las 24 horas de haber sido excretados en las heces y si se han mantenido a una temperatura ambiente de dos a cinco días.

Además, la carne que consumimos en casa se cocina muy bien, evitando que ésta sea cruda o no se haya terminado su proceso de cocción, y evitando el contacto directo de la carne cruda con manos o cubiertos.

Por suerte, yo siempre he habitado en casa desde que era un gatito, así que no mantengo contacto con otros animales, no como carne cruda y en casa no hay roedores, así que es casi imposible que el parásito se transmita, pero aún así, más vale prevenir que lamentar y las medidas de prevención igual se toman.

Todo sea por mi salud y la del niño que está por nacer.

 

Cat-On Rascadores

Doxtasy Bolsos Deportivos

Creaciones Suzy

Camas para Gatos

MiMiga Camisetas

 
 

Biombos para gatos

 
 

Carrito de Compra


Su carrito está actualmente vacío.

Banner

 

Boutique del Gato

Contacta con nosotros






www.misgatos.es
Tienda para gatos